Fundada por los romanos como Londinium hace poco menos de 2000 años, la capital del Reino Unido es una de las ciudades con mayor población y superficie de Europa, además de ser la ciudad que más visitantes atrae en el mundo gracias a su riqueza cultural y su variada oferta de paseos, museos y actividades. 

No les vamos a mentir: Londres es una de nuestras ciudades preferidas. Puede ser porque sus eclécticos habitantes suelen recibir al turista con amabilidad (aunque menos demostrativos que nosotros). Tal vez es porque el sol acompaña más que la fama que la precede (tiene menos días y cantidad de lluvias que Roma o Miami!). También podríamos atribuírselo a la armoniosa convivencia de estilos arquitectónicos de distintas épocas. O simplemente la tranquilidad que se siente cuando paseamos por sus parques a pesar del vivaz bullicio que nos rodea. Si esta metrópolis está en su itinerario de viaje por Europa, los siguientes datos pueden ayudar a planificar su estadía en la capital inglesa. 

Llegar a Londres 

Londres cuenta con seis aeropuertos en sus cercanías: Heathrow, Gatwick, Stansted, Luton, City Airport y Southend; siendo los dos primeros los aeropuertos de llegada más frecuentes para quienes volamos desde Argentina. 

El aeropuerto de Heathrow (LHR) es el de mayor actividad y cantidad de conexiones de todo el continente y, aunque City Airport es más cercano al centro de la ciudad en términos de distancia, LHR también es desde dónde podremos llegar más rápido a nuestro destino de paseo. El Heathrow Express es la conexión más rápida con el centro de Londres, llegando a la estación Paddington en solo 15 minutos. Cada ticket cuesta entre 22 y 25 libras (dependiendo del horario) y hay servicios disponibles cada 15 minutos, entre las 5 am y las 12 am. Una opción más económica es tomarse la línea de subte Picadilly, que nos deja en cualquiera de sus estaciones centrales en menos de 60 minutos y el ticket cuesta entre 3.10 y 6 libras, dependiendo del horario y medio de pago. Los trenes salen cada 10 minutos, entre las 5 am y las 12 am. Si tenemos un vuelo que arriba o sale en la madrugada, nuestra mejor opción es el servicio de colectivos (couch) de la compañía National Express, cuya principal estación en el centro de Londres es la Victoria Couch Station. El viaje demora entre 40 y 80 minutos, dependiendo de nuestra estación de partida/llegada y el horario de viaje, operan entre las 3 am y la medianoche; y un ticket cuesta unas 10 libras. Tanto el National Express como el Heathrow Express pueden comprarse anticipadamente por internet.

Desde los aeropuertos restantes, que en general ofician de sedes para las aerolíneas de bajo costo – aunque hay excepciones- vamos a encontrar opciones similares, salvo por la conexión del subte. Por ejemplo, desde Gatwick podemos arribar al centro de Londres utilizando los servicios de trenes Gatwick Express o Thameslink; y desde Stansted podemos tomarnos el Stansted Express. Así mismo, la compañía National Express ofrece servicios de estos dos aeropuertos, similares a los ofrecidos desde Heathrow. Cualquiera sea nuestro aeropuerto de llegada, la elección del medio de transporte va a depender del horario del vuelo, del tiempo que estemos dispuestos a invertir en este traslado y, por supuesto, de nuestro presupuesto.

Moverse en Londres

El metro de Londres – conocido como “The tube”- es el sistema de transporte más antiguo del mundo y el más utilizado por los locales y visitante. La red está dividida en 9 zonas (siendo la 1 la más cercana al centro y en dónde estará la mayoría de los lugares a visitar) y cuenta con 11 líneas que conjuntamente tienen más de 400 km de largo. Dato curioso: aunque se conoce como subterráneo, solo el 45% de su trayecto está realmente bajo el nivel del suelo.

El transporte público en esta ciudad no es barato: si bien el precio depende de las zonas entre las que nos movamos, cada pasaje de subte comprado de manera individual para viajar entre las zonas 1-2 cuesta unas 4.90 libras. Sin embargo, podemos aprovechar las distintas tarjetas temporales de viaje (Travelcard), las tarjetas de crédito con sistema Contactless, o incluso comprar la tarjeta permanente Oyster, lo cual abaratará considerablemente los costos de moverse por esta inmensa ciudad. Las tarjetas temporales nos permiten realizar una cantidad ilimitada de viajes durante la validez de la misma. Para los turistas, las más útiles suelen ser la de un día (13.50 libras para las zonas 1-4) o la de 7 días (36.10 libras para las mismas zonas). En el caso de la Oyster, funciona de manera similar a nuestra SUBE: es un sistema pre-pago y se cobra por cada viaje realizado pero a un precio reducido: el viaje cuesta un poco menos de la mitad que lo que abonamos cuando compramos un pasaje individual (2.40 libras). Este sistema, además, cuenta con las ventajas que hay un monto máximo que cobra el sistema por día – llamado cap- (que es de solo 7.20 libras para las zonas 1-2) y que podemos recuperar en efectivo el saldo remanente en nuestra tarjeta (en ciertas estaciones). Aunque, claro, también podemos guardarlo para nuestra próxima visita.

Además del afamado metro, también podemos viajar en los célebres autobuses rojos. Aunque este sistema es más lento y engorroso que el subterráneo, es más económico (1.50 libras por viaje con un monto máximo de 4.50 libras, solo pudiendo viajar mediante el uso de la tarjeta Oyster o algunas tarjetas de crédito contactless) y nos brinda la posibilidad de experimentar el pase en uno de los íconos de esta ciudad. Para tener en cuenta: las líneas 11 y 9 son muy recomendables para quienes visitan Londres por primera vez, ya que su recorrido nos pasea por varios de los atractivos turísticos.

Otras opciones para movernos es usar el sistema de alquiler bicicletas de Santander, el cual cuesta 2 libras cada 30 minutos de uso, o tomarnos los también icónicos taxis negros (cabs), aunque a un costo mayor que el de los buses de doble piso.

Las opciones son bastante variadas pero la recomendación siempre será la misma: mientras el físico acompañe y las distancias a recorrer sean abarcables, caminar es la mejor forma de ver las cosas a nuestro propio ritmo.

Dormir en Londres

Al igual que París, y como podemos adivinar por la información sobre el transporte, Londres es una ciudad que puede obligarnos a romper el chanchito. Uno de los mayores costos en nuestro presupuesto va a ser el alojamiento: una cama en habitación compartida en un hostel céntrico cuesta, aproximadamente, unos 25 usd como mínimo, mientras que una habitación privada para dos personas cuesta al menos unos 60 usd. Podemos encontrar hoteles a buen precio y con buenas prestaciones si no alejamos del centro turístico, pero hay que considerar que esto influirá en el tiempo que pasemos viajando y también en el presupuesto total.

Conocer Londres

Ninguna lista le hará justicia a la cantidad y variedad de actividades y lugares de interés que Londres nos ofrece. En esta ciudad hay algo para todos: amantes del teatro y la música, entusiastas de la historia, científicos en potencia, interesados en varias ramas del arte y, porque no, fanáticos de la moda y las celebridades. La buena noticia es que, aunque muchas actividades son pagas, hay muchas otras que son gratis. Los lugares que creemos que no pueden faltar en una primera visita a Londres son los siguientes:

  1. Big Ben y Parlamento

Horarios: Tours Palacio Westminster: 9.15 - 16:30

Precio: Tours Palacio Westminster: 14 libras

Situados en las orillas del río Támesis, el Palacio de Westminster y la Torre del reloj o Torre Elizabeth (en honor a la actual regente) conforman una de las postales más características de esta ciudad. El Big Ben es en realidad la campana principal de esta torre – de más de 150 años de antigüedad-, probablemente bautizada así en honor a Sir Benjamin Hall. El Palacio de Westminster es dónde funciona el congreso británico, el cual está compuesto de dos cámaras: la cámara de los Lores y la cámara de los comunes. Aunque no es posible visitar el Big Ben para los turistas, existe la posibilidad de tomar un tour guiado por el parlamento, el cual es necesario reservar con antelación. 

  1. Palacio de Buckingham

Horarios: Agosto – Septiembre: 9.30 – 18.30

Precio: Tours desde 26.50 libras

Situado sobre el final de la avenida conocida como The Mall, el Palacio de Buckingham es la residencia oficial del monarca inglés. La primera edificación en el lugar data del siglo XVII aunque sufrió grandes remodelaciones para llegar a ser el edificio que podemos ver hoy en día. Aunque solo durante los meses de verano – en los que la reina está de vacaciones-, es posible visitar algunos cuartos (The State Rooms) y el jardín del palacio, siempre a través de un tour y con reserva previa. Si no podemos visitar en la época de apertura, lo más tradicional es acercarse a ver el cambio de guardia, una ceremonia que dura entre 45 y 60 minutos. Aunque la ceremonia comienza a las 10.30, suele estar repleto de curiosos por lo que conviene acercarse con antelación si nos interesa tener un “asiento” privilegiado.

  1. Parque Hyde

El parque Hyde (Hyde Park) es uno de los parques reales más grandes de la ciudad: ocupa unas 142 ha y es uno de los lugares preferidos de los ingleses para hacer picnics, deportes o simplemente relajarse en las reposeras que se colocan durante las temporadas de temperaturas cálidas. Sus rincones más visitados son la Fuente Memorial en honor a la Princesa Diana y el lago central conocido como Serpentine, en dónde ardillas, patos, gansos y otras aves se entremezclan con los locales y turistas.

  1. Museo Británico

Horarios: 10-17.30 todos los días, hasta las 20.30 los viernes. 

Precio: Gratis

El Museo Británico es uno de los museos más visitados del mundo: alberga 8 millones de objetos representativos de distintas culturas y épocas históricas. Dentro de las piezas claves a ver en la visita se encuentra la Piedra Rosetta, cuyo descubrimiento fue clave para interpretar los jeroglíficos egipcios; la sala de las momias egipcias; los relieves de caballos asirios, esculturas del Partenón y piezas de ajedrez de Lewis. Una vez que estemos adentro también debemos acordarnos de mirar para arriba y así admirar la maravillosa cúpula creada por Norman Foster, que transforma al edificio en lugar muy luminoso. En el sitio web del museo (https://www.britishmuseum.org/) podemos encontrar varios recorridos diseñados de acuerdo con el tiempo que tengamos para explorarlo. Las filas para entrar suelen ser bastante largas, por lo que conviene ir munidos de paciencia.

  1. La Torre de Londres y el puente de la Torre

Horarios: Torre de Londres: Mi – Do: 9 – 16.30 - Puente de la Torre: 10 – 16

Precio: Torre de Londres: 25 libras - Puente de la Torre: 10.60 libras

La Torre de Londres no es exactamente una torre: es un castillo-fuerte medieval, desde dónde los reyes de Inglaterra gobernaban y en dónde varias cabezas reales han rodado. Este robusto edificio ha sido palacio real, arsenal, fortaleza, casa de la moneda, casa de fieras, joyería y, actualmente, un importante enclave turístico. Los visitantes de Londres pueden descubrir su larga historia llena de acontecimiento, sus edificios y colecciones a través del relato de los “guardias” del castillo, guía que bien vale la pena aprovechar, aunque lamentablemente no se ofrece en todos los idiomas. Además, en este lugar se exponen las impresionantes Joyas de la Corona y los Arsenales Reales. 

El puente de la Torre es el puente más característico de Londres (no, no es el London Bridge!). Una de las más impresionantes estructuras, este puente ha estado sobre el Támesis desde 1894. En su interior se ofrece una exhibición interactiva sobre su construcción y una vista memorable de la ciudad.

  1. Covent Garden

Covent Garden es una zona que está en el West End londinense donde se concentra gran parte del ocio y de los teatros de la capital. En Covent Garden vamos a poder ver, aunque sea desde la vidriera, marcas de lujo, restaurantes afamados y hoteles de altísima calidad mezclados con artistas callejeron. Además, en esta zona podemos encontrar un mercado – Apple Market- albergado en una antigua estructura en la llamada Piazza Covent Garden, justo frente a la Iglesia de San Pablo (que no es la catedral, esta es bastante más modesta). Recomendamos buscar el patio llamado Neal´s Yard, sobre todo si tienen un alma más bohemia.

  1. Oxford Street y Picadilly Circus

La calle Oxford, que se extiende entre Marble Arch y Tottenham Court Road, es, probablemente, la calle más caótica y repleta de gente de toda la ciudad. Esto es porque sobre esta calle vamos a encontrar locales de ropa y restaurantes de lo más variado, entre ellos los populares H&M, Selfridges, Marks&Spencer, Zara, además de dos locales del muy convocante Primark. Aunque las compras no sean lo tuyo, vale la pena pasar por esta calle, aunque sea para ver la escena y variedad de estilos de los londinenses que la recorren.

Si caminamos por Reagents Street, otra calle incónica, desde Oxford Street hacia el río, eventualmente llegaremos a una zona también muy concurrida y típica postal de la ciudad: Picadilly Circus. En esta intersección de varias calles vamos a poder ver los famosos carteles luminosos para sacarnos la foto que no dejará dudas sobre el punto del planeta nos encontramos.

  1. Catedral de San Pablo 

Horarios: 8.30 – 16.30 (a la cúpula se puede acceder a partir de las 9.30)

Precio: 20 libras (17 libras si se compra online)

La Catedral de San Pablo (St. Paul´s Cathedral) es la iglesia Anglicana que oficia como centro del obispado de Londres, pero que es mucho más famosa por ser el lugar dónde se llevaron a cabo los funerales de Winston Churchill y Margaret Thatcher, dos dirigentes que dejaron su marca en el mundo; y el casamiento de Lady Di y el príncipe Carlos. La catedral tiene una cúpula característica y su ubicación en el punto más alto de la ciudad la transforma en un hito. Aunque los turistas deben pagar entrada -que incluye un tour guiado- , quienes asistan a una de las misas pueden admirar su interior de manera gratuita.

  1. National Gallery y Trafalgar Square

Horarios: 10 – 18, los viernes hasta las 21

Precio: Gratis

La Galería Nacional es un museo de arte occidental en dónde vamos a encontrar artistas que hasta los menos entusiastas del arte van a disfrutar como Leonardo da Vinci, Miguel Ángel, y Picasso, entre otros. Acá hay una de las 5 versiones que hizo Van Gogh de sus archi conocidos “Girasoles”.

La fachada de la galería se ubica sobre la Plaza de Trafalgar, otra de las fotos más conocidas de la ciudad. Construida para conmemorar la batalla que le da su nombre, la plaza se llena de gente alrededor de la famosa columna de Nelson (la historia de este capitán es bastante peculiar), sus fuentes y sus escalinatas, así como alrededor de espectáculos callejeros de los más variopintos. Para los locales, es un centro de reunión político y social.

  1. Tiendas Harrod´s

Horarios: Lu – Sa: 11 – 19, Do: 11.30 – 18.30

Precio: -

Harrod´s es una tienda departamental en dónde vamos a encontrar todo tipo de artículos de todo rubro…a precios no aptos para todo bolsillo. Aún así, el edificio es precioso y vale la pena visitarlo, especialmente la sección de alimentos y la de juguetería (resultará evidente que cuentan con alguien con gran habilidad para el uso de LEGOs). También hay un sector en dónde vamos a encontrar todo tipo de pequeños artículos de fuerte impronta londinense que, aunque no resulten particularmente baratos, pueden transformarse en nuestro souvenir de esta gran ciudad.

 

Bonus: Londres es fascinante para ver, pero también para experimentar. Dos actividades que podemos hacer si tenemos tiempo y ganas son ir a ver una obra de teatro o tomar el famoso té de las 5 de la tarde. Al igual que su equivalente Neoyorkino, la escena de teatro de la ciudad es muy variada: obras clásicas y mundialmente famosas, alternativas, de bajo presupuesto, de imponente puesta en escena, etc. Para degustar un 5 o´clock tea, una de las más lindas alternativas es hacerlo en un hotel de lujo. Aunque ambas opciones pueden parecernos caras, hay muchos cupones de descuento, ofertas, 2x1 y promociones. El que busca, encuentra.

 

Belen Vilchez Larrea

Mail: ventatelefonica@ttsviajes.com 

Teléfono: 0810-345-0887

Comparte esta nota

Comentarios

Dejanos tu comentario o consulta