A los argentinos nos fascina Miami, sus playas, su gastronomía, sus hoteles, su shopping, y la facilidad del idioma (casi todo el mundo habla en español, ya que la comunidad latina es muy grande)

Esta ciudad, que todo se lo permite, hace un par de años es mucho más que un destino de playa: Wynwood y el Miami design district son los dos barrios de moda, al otro lado de South Beach, cruzando Biscayne Bay. Son un “must visit” en esta ciudad tan excéntrica.

Miami Design District es uno de los barrios más exclusivos y con más tiendas de lujo por metro cuadrado del país. Se trata de una zona que va desde la NE 36th Street hasta la calle 41 (NE 2nd Avenue hasta N Miami Avenue). Todos los restaurants de moda, galerias de arte, instituciones artitisticas, se matan por instalarse en “una esquinita”. 

 

Al sur del Design District esta Wynwood, más conocido como Wynwood Art District. Limita con Miami Downtownen la NE 2nd Street al este, la I.95 al oeste, la I-398 al Sur y la NE 36th al norte. En su origen fue uno de los barrios obreros de la ciudad, hogar de la clase baja, al igual que el Williamsburg neoyorquino. Se pusieron de moda los “grafitis” (arte callejero), y en el año 2009 se inauguro la feria de arte Wynwood Walls, que fue creciendo año tras año con muchisimo éxito y haciendo de este barrio un lugar único. 

 

El año pasado estuve en Miami, justo antes del Art Basel, la feria de arte contemporaneo mas importante del mundo que se lleva a cabo en el distrito art deco. 

Este evento, hace ya 15 años, hizo que Miami se anote en el mapa mundial como destino cultural, trendy, chic y como dicen ahora los jóvenes “cool”. 

Cada año en diciembre, Art Basel convierte a Miami en el epicentro del arte, contribuyendo a impulsar la movida artística que se venía gestando a nivel local.

El Design District aprovecha este evento para sumarse en las mismas fechas con el “Design Miami”, feria paralela dedicada a la decoración e interiorismo.

Los fines de semana “arde”: música al son de ritmos latinos y caribeños con conciertos gratuitos al aire libre, tours gratuitos para descubrir las piezas de artepúblico, clases de yoga y meditación en las plazas y algunos mercados y exposiciones de arte en el interior de las tiendas de lujo.

Para hablar de playas, las más lindas son las de Miami Beach, Bal Harbour, Sunny Isles. Son extensas pudiendo caminar por kilómetros por ellas, y son limpias (poca acumulacion de algas que en algunas epocas del año se instalan en sus costas). Los hoteles de lujo por lo general tienen sus propias reposeras, toallas y sombrillas en la playa donde podés pasar todo el dia disfrutando del mar. Si no te alojas en un hotel con salida a directa a la playa, hay lugares de acceso público sobre Collins Avenue.

Las playas de Key Biscayne también son muy lindas, es una isla frente a Brickell, (unida por un puente) muy conocida porque anualmente se juega el torneo de tennis profesional. Aquí hay pocos hoteles, donde el Ritz Carlton es el más conocido, además de muchos condominios y casas de particulares con muelle propio donde los propietarios atracan sus lanchas y yates para salir a disfrutar por la bahia Biscayne. Es el lugar que elijen las familias para vivir.

 

Para los amantes del surf: Haulover Beach, North Miami-Surf, es el santuario de los surfistas. Las mejores horas son el amanecer y el atardecer, con vientos de 22 kph y olas de hasta 1,2 metros (Collins Avenue, entre las calles 98 y 114, North Miami Beach)

 

Otra zona que creció mucho en estos últimos años es Brickell, al sur de Miami downtown y frente a Biscayne Bay. Alli se instalaron varios hoteles con estilo minimalista como el EAST, una torre espectacular donde todas sus habitaciones tienen balcón; y que además cuenta con el famoso retaurant “QUINTO LA HUELLA “, de los mismos dueños que el parador de Jose Ignacio, Uruguay. 

El hotel está conectado con Brickell City Center que es la "ciudad dentro de una ciudad" del centro de Miami, con cuatro pisos de tiendas, restaurantes y áreas de juego para explorar. 

 

Por último, les dejo algunos tips para su estadía en la ciudad. 

 

  • Transporte: Podes alquilar un auto o camioneta (el modelo que quieras) en el aeropuerto de Miami, o en el front desk de algunos hoteles. Uber funciona bárbaro, pero una opción más economica es LYFT, vale la pena tener las 2 aplicaciones en el celular instaladas, y comparar tarifas.
  • Shopping: Tenes para todos los gustos y en distintas zonas:
    • En la zona del aeropuerto de Miami: Dolphin mall
    • En la zona de South Beach: Lincoln Road
    • Wynwood y Miami design district para comprar en negocios que ofrecen productos únicos y exclusivos.
    • En la zona de Bal harbour: Bal Harbour shops
    • En la zona de Sunny isles: Aventura Mall
    • En Byscane Boulevard podés encontrar varios almacenes grandes como Target, Walgreens, Best Buy, etc
    • En la zona de Kendall (al sur de Miami) Dadeland mall
    • En Key Biscayne: Key Biscayne shops
    • En la zona de Brickell: Bickell city center
  • Restaurants: La gastronomía en Miami es muy variada y exquisita. Para todos los gustos y billeteras

Mi recomendación: JUVIA. Es uno de los mejores lugares para contemplar la puesta de sol sobre el oeste de la ciudad, hay que reservar con anticipación. La cocina es una fusión francesa, japonesa y peruana. La dirección es 1111 Lincoln Rd, Miami Beach, FL 33139, en el corazón de South beach. Te dejo el teléfono para reservar con anticipación: +1 305-763-8272

 

Paula Lanusse

planusse@ttsviajes.com

+54 11 2150-7314

@tripconnectionbyol

Comparte esta nota

Comentarios

Dejanos tu comentario o consulta