Sicilia nos robo el corazón!!! Nos conquisto por completo.

Es una isla soñada, cuna de la cultura clásica, con muchos lugares que son Patrimonio de la UNESCO y donde se atesoran algunos de los restos mejor conservados del Mediterráneo.

Podes llegar por Palermo y regresar desde Catania (o viceversa) en el caso de tomar un avión. Los dos son aeropuertos que conectan con las ciudades principales de Italia, y algunas capitales de europa.

Pensás reservarte una semana para conocerla, pero una vez allí te das cuenta que podrías quedarte 2 semanas! Hay tanto para ver: arte, piazzas, iglesias, playitas, el volcán Etna, ruinas romanas, su gastronomía única, etc, etc.

Aqui les recomendamos qué hacer en cada lugar, y dado que hay mucho para contarles, tratare de sintetizar.

Alquilar un auto es lo mas comodo para recorrer la isla y hacer el circuito que les voy a proponer.

Nuestra primera parada fue Palermo y allí nos alojamos 2 noches. No es una linda ciudad, pero hay mucho para ver. Entre las Iglesias barrocas imperdibles: San Cataldo, San Doménico, Iglesia de Gesu. Y después no pueden dejar de ir a La plaza de la vergüenza, el mercado de Vucciria, el mercado de Ballaro y pasear por el puerto al atardecer para tomar una copa.

En las afueras de Palermo (a 5 km) se encuentra MONREALE. Si o si hay que ir a visitar su catedral normanda. Es muy impactante su interior, con mosaicos dorados que narran pasajes de la Biblia, su Piazza Vittorio Emanuelle y Piazza Guglielmo.

Cuenta con una villa medieval que se construyó alrededor de la catedral, el jardín público de Belvedere con unas vistas increíbles de la Conca d´oro.

Nosotros luego pasamos una noche en Cefalu. Se trata de una antigua aldea de pescadores a 1 hora de Palermo. Un pueblito lleno de encanto, a orillas del mar tirreno, con playa pública, restaurantes, bares, tiendas, donde turistas y locales pasean por sus calles empedradas que forman un laberinto donde es imposible perderse. 

 

DATO: Hay que dejar el auto en el estacionamiento a la entrada del pueblo y caminar hasta el alojamiento donde estén. Te vas a encontrar con la Piazza del Duomo, La Catedral, barroca y bellisima por dentro y fuera. Sentate a comer una pizza o una pasta en algunos de los restaurantes que hay frente a la plaza, lo vas a disfrutar.

Si lo que quieren es playa con aguas cristalinas, San Vito Lo Capo está a 2 hs de Palermo para el lado de Trapani. Si elijen esta opción, camino hacia allí podés parar en el mirador de Castellmare del Golfo, con vistas imponentes de todas las playas de esa zona. La verdad que si vas en Verano vale la pena conocer, aguas turquesas, playa divina y un pueblito de gente amable y alegre.

 

Nuestro “percorso” continuó hacia Agrigento, donde dormimos 1 noche. La visita al Valle de los Templos es uno de los “highlights” de este viaje por Sicilia. Es algo increíble lo bien conservados que están, declarado Patrimonio de la Humanidad. Nuestro guía, un siciliano apasionado (como todos...) resultó imprescindible para conocer la historia del lugar, que fue conocido 500 años AC como la Magna Grecia. El valle conserva templos de estilo dórico, algunos santuarios y es una antigua ciudad en ruinas, rodeada de olivares antiquísimos. Te recomiendo dormir en el Hotel Villa Athea, frente al valle.

Scala dei Turqui es una playa a 20 km de Agrigento a donde vale la pena ir. No es fácil el acceso, ya que hay que escalar rocas y entrar en el mar. Si no, podes contemplarla desde los miradores en la ruta. Trata de quedarte hasta el atardecer, no te vas a arrepentir!

Desde Agrigento nos fuimos a ORTIGIA (1 noche), la “isla” de solo 2 km de largo, frente a Siracusa, cruzando el puente de Santa Lucia. Perderse por sus callecitas, escuchar su música, sus puestas de sol inolvidables. Definitivamente el lugar para alojarse es aquí.

En relación a su historia, es la ciudad italiana con mayor influencia griega. 

Lo mas importante para ver es La Plaza de Arquimides, La Fontana D Artemide, Fonte Aretusa y el duomo de Siracusa con su fachada barroca, sostenido por las clásicas columnas griegas.

 

Desde Siracusa podés visitar los pueblos barrocos de Noto, Ragusa y Modica, los tres declarados Patrimonios de la Humanidad por la Unesco.

Noto, para los amantes del barroco, es el lugar para visitar. La calle Vittorio Emanuelle (1 km aprox) es una muestra de arte viviente. Hay que caminarla de punta a punta y visitar la Catedral de San Nicolo, que es imponente.

 

En Ragusa visitar la Catedral de San Giovanni batista, Iglesia del Carmine, caminar por sus callejuelas. Las casas se construyeron en la ladera de la colina Iblea, luchando por no precipitarse, aferradas a la tierra. Aquí también le auto se deja en un estacionamiento y las calles son estrechas, con subidas y bajadas.

Modica: la Iglesia de San jorge preside la ciudad. Hay mucho para ver de arte barroco, y a no perderse su famoso CHOCOLATE que es una delicia, hecho artesanalmente.

 

Seguimos nuestra ruta hasta llegar a la “bella TAORMINA” donde dormimos 2 noches. Este lugar es realmente mágico, la postal que uno quiere recordar siempre de Sicilia.  Es una ciudad medieval única, callecitas empedradas, flores, y unas vistas del mar Jonico insuperables. El casco histórico se encuentra a 200 mts sobre el nivel del mar, esto hace que las caminatas sean en subidas y bajadas.

En Taormina hay turismo para todos: cadenas de hoteles lujosos, y tambien hotelitos boutique con mucho encanto. 

Hay mucho para ver y disfrutar: las ruinas del Antico Teatro di Taormina desde donde se ve el volcán Etna, la Piazza IX Aprile, donde se encuentra la Chiesa de San Guiseppe (hay que tomarse un aperol spritz acá, es un must!); el Duomo y la piazza (arte barroco) con su fuente, y la Calle principal, Corso Umberto, que va desde la Porta messina hasta la Porta Catania (antigua muralla de la ciudad) repleta de movimiento, negocios, música, restaurantes, bares.

Las playas de esta zona son pequeñas calas de pedregullos, con paradores que te ofrecen tragos y una buena sombrilla. La mas conocida es Isola Bella, pero es muy popular, hay que ir sabiendo que hay muchos turistas. Desde el casco antiguo podes bajar a la playa en funicular. 

Terminamos el viaje devolviendo el auto en el aeropuerto internacional de CATANIA, muy práctica la combinación (entrar por Palermo y salir por Catania).

Arrivederci!!

 

Paula Lanusse

planusse@ttsviajes.com

+54 11 2150-7314

@tripconnectionbyol 

Comparte esta nota

Comentarios

Dejanos tu comentario o consulta