Bariloche es indudablemente uno de los destinos turísticos por excelencia del país, ubicado a orillas del Lago Nahuel Huapi, rodeado por uno de los paisajes naturales más hermosos de la Patagonia.

Es ideal para visitarlo todo el año, ya que cada estación ofrece un escenario diferente, desde los bosques rojizos en otoño, las montañas nevadas en invierno, los caminos amarillos de retamas en primavera y el verano con temperaturas de hasta 30°C que nos permite disfrutar de las playas.

Hay vuelos directos desde Buenos Aires, Córdoba, Rosario y de Octubre a Abril suele haber una frecuencia diaria desde El Calafate. El aeropuerto está ubicado sólo a 15 km del centro y a 40 km del hotel Llao Llao. También cuenta con una terminal de ómnibus donde llegan micros de casi todo el país. 

Desde hace unos años los visitantes deberán abonar una tasa turística, llamada ecotasa, por cada noche de alojamiento hasta un máximo de 3 noches por persona. El valor de la ecotasa varía según la categoría del alojamiento y lo pueden consultar en www.bariloche.gov.ar >Ecotasa. 

Alojarse el centro de la ciudad tiene sus beneficios, debido a que aquí se encuentran la mayoría de los restaurantes y chocolaterías y se puede recorrer a pie. Hacia el oeste, la oferta hotelera es más diversa y podemos encontrar hoteles, cabañas, aparts hotels y resorts. Si elegís alojarte en esta zona lo ideal es alquilar un auto. Con el tiempo la oferta gastronómica en el oeste fue creciendo, sobre todo desde el kilómetro 4 hasta el 15 de la Av. Bustillo, donde hay gran variedad de cervecerías y restaurantes. 

Alquilar auto es una excelente opción, ya que permite conocer el destino a tu tiempo y llegar a lugares que de otro modo no podrían hacerlo. Si alquilan un auto y se alojan en el centro, tengan en cuenta que el estacionamiento en la calle es pago, por lo tanto si tu hotel no cuenta con estacionamiento se pueden descargar una aplicación llamada SEM Bariloche para pagarlo.

En esta primer nota te voy a recomendar algunos lugares conocidos y otros no tanto, para que visites en primavera.

Navegación a Puerto Blest, Cascada de los Cántaros y Lago Frías, Se trata de una navegación por el Brazo Blest del Lago Nahuel Huapi hasta la selva Valdiviana de Puerto Blest. El catamarán parte desde Puerto Pañuelo y la primer parada es en Cascada los Cántaros, donde un sendero muy bien delimitado los guiará hacia los 3 miradores que tiene el recorrido. Desde aquí la siguiente parada es Puerto Blest, para llegar pueden elegir tomar el catamarán nuevamente o ir caminando durante media hora aproximadamente por el bosque que bordea el lago, pasando por un puente colgante. En Puerto Blest hay una zona hermosa para hacer picnic al aire libre o pueden almorzar en el restaurante del hotel recientemente inaugurado. La excursión no estaría completa sin tomar la extensión hacia Lago Frías, que combina un tramo en micro y una navegación por el lago Frías, de color verde, enmarcado por el Cerro Tronador y acompañados de algunos cóndores si contamos con la suerte. Se llega a Puerto Frías y luego de unos minutos se regresa a Puerto Blest, para tomar el catamarán de retorno a Puerto Pañuelo. Tengan en cuenta que es una excursión de todo el día y es recomendable llevar calzado cómodo, abrigo y alguna campera impermeable, debido a que es una zona muy lluviosa. 

Cerro Catedral, durante todo el año se puede realizar el ascenso de peatones, pero en esta época todavía es muy probable que haya nieve en la cima, lo cual es un punto extra. Si subís por el cable carril podés llegar al refugio Lynch para contemplar las vistas panorámicas a la cordillera y los lagos. 

Cerro Campanario, es una de las excursiones más clásicas de Bariloche y tiene una de las mejores vistas del lago Nahuel Huapi, Península San Pedro, Lago Moreno, y las montañas. Se puede subir en aerosilla o para los más aventureros hay un sendero que comienza a la derecha del ingreso principal, son unos 30' de subida constante que te llevan hasta la cima. 

Si no tomaron un chocolate caliente en la confitería del cerro, a pocos metros del Campanario, sobre Bustillo encontrarán una casa de té, donde pueden disfrutar de un almuerzo ligero o una merienda con tortas caseras admirando el lago. 

Capilla San Eduardo, Fue construida en piedra y madera en 1938 por el arquitecto Alejandro Bustillo, el mismo que construyó el hotel Llao Llao. Está ubicada en el km 25 de av. Bustillo, en la zona más alta de la propiedad. 

No importa si sos religioso o no, ya que el principal encanto está en la arquitectura exterior y el paisaje que la rodea, como el cerro López, el hotel Llao Llao, Puerto Pañuelo, el Lago Nahuel Huapi y si está despejado, el cerro Tronador.

Dejando atrás la capilla, podes visitar el hotel Llao Llao, un emblema y atractivo en sí para la ciudad de Bariloche. Si no corres con la suerte de estar alojado en el hotel, podes ir a comer a alguno de sus restaurantes, aprovechar el happy hour de la tarde en el lobby bar o deleitarte con el servicio de té del jardín de Inverno. Si esta idea no te gustó, muy cerca, en el km 24.600 de Bustillo esta la casa de Té Bellevue. Se trata de una pequeña casa de época, con vistas al lago moreno y un hermoso jardín con flores y vegetación de la zona. 

Península San Pedro, Desde fines de Septiembre y durante todo Octubre, es la época de tulipanes en Bariloche. En la Península San Pedro se encuentra la Chacra Danubio, dedicada especialmente a la plantación de tulipanes y otras flores de bulbo como los narcisos. Sería como una mini Holanda a tan solo 30' del centro de la ciudad de Bariloche, donde pueden sacar hermosas fotos y comprar algunas flores. 

Aprovechando el paseo por Península pueden hacer una parada en la casa de té Paila-co, que tiene un pequeño salón, con tortas caseras y un hermoso jardín con vistas al lago Nahuel Huapi.

Mi última recomendación es una caminata al mirador del Cerro Llao Llao, que viene bien después de tantas tortas. Se trata de un sendero de dificultad baja con muy poca pendiente. Para llegar deben tomar el camino de circuito chico por Llao Llao, una vez que pasan Puerto Pañuelo a un 1 kilómetro encontrarán de mano izquierda el centro de informes Llao Llao, ahí pueden dejar el auto y seguir a pie por la ruta unos 300 metros hasta el cartel de inicio del sendero Villa Tacul y Cerro Llao Llao. Tengan en cuenta que tienen que cruzar la calle para tomar el sendero. El camino está marcado y solo los últimos 20 minutos son los más empinados. La recompensa es el mirador, que se trata de una formación rocosa con vistas al Brazo Tristeza, Lago Moreno, Cerro Lopez y Capilla, realmente vale la pena. El total del recorrido ida y vuelta les puede tomar entre 2/3 horas, dependiendo del ritmo de cada uno. Es recomendable realizar esta actividad un día con poco viento, llevar calzado cómodo y agua.

Estas son solo algunas de las actividades de se pueden hacer, ya que Bariloche es inagotable. En las próximas notas les voy a contar más sobre actividades para el verano, playas, caminatas de mayor dificultad y actividades de aventura. 

 

Ornella Raiponeri
oraiponeri@ttsviajes.com

+5411 5263-5429

Whatsapp +54 9 294 4676444.

 

 

 

Comparte esta nota

Comentarios

Dejanos tu comentario o consulta