Si ya han conocido algunas ciudades de Italia y quieren seguir enamorándose de este hermoso país, les recomiendo aventurarse hacia el sur y visitar la región de la Puglia, el “taco” de la Bota que conforma Italia en su curiosa geografía.

Pueden llegar en avión a los aeropuertos de Bari o Brindisi, o también en tren. Ej desde Roma a Bari son 4 horas y de Roma a Lecce 5.30 hs. 

La ideal es tomar un auto y dependiendo del tiempo que cuenten, pueden hacer base en una ciudad y desde allí hacer recorridos en el día, o bien dejarse sorprender con mapa en mano y varios días por delante... 

Una alternativa podría ser: Iniciar el viaje en Brindisi y dirigirse hasta la ciudad de Lecce (50 kms) donde harán base por 3 o 4 días.

Lecce, ciudad barroca por excelencia, es conocida como la Florencia del sur por la cantidad de obras maestras que acumula su casco histórico amurallado. No dejen de ver las antiguas puertas de acceso a la ciudad: Porta Rudiae, Porta Napoli, visitar la increíble Basílica de Santa Croce, la Piazza Sant Oronzo con la columna del santo patrono de la ciudad y el anfiteatro romano, Piazza del Duomo 

LECCE - GALIPOLLI - PORTO SELVAGGIO - PORTO CESAREO - LECCE

Se trata de un recorrido de aproximadamente 120 por la costa del Mar Jonico.   

Gallipoli, considerada una de las ciudades más bellas de Salento, situado a orillas del mar Jónico. La ciudad vieja, rodeada por los restos de su muralla del siglo XIV es el mejor lugar para caminar y visitar la Catedral de Santa Ágata, del siglo XVII, en estilo barroco; y la Torre del Reloj, edificada a comienzos del siglo XVIII. La Iglesia de San Francisco con hermosos frescos venecianos en su interior, su puerto pesquero tradicional, y un atractivo paseo marítimo.  Gallipoli tiene además buenas playas: La playa della Purità se trata de una pequeña bahía encajada a los pies de las murallas; Bahía Verde es una playa de arena fina, agua cristalina y transparente con pequeñas dunas y un pinar en la parte sur que cuenta con una gran variedad de bares y restaurantes. 

El cercano parque natural de Porto Selvaggio es zona protegida de litoral virgen con senderos entre los árboles y zonas de buceo frente a las rocas. Toda la zona de Porto Cesareo es famosa por sus hermosas playas y sus aguas poco profundas y cristalinas 

 

LECCE - OTRANTO – SANTA CESAREA TERME – STA MARIA LEUCA - LECCE 

Recorrido de aproximadamente 190 kms por la Costa del Mar Adriático

Desde Lecce, y ya en plena península salentina, siguen los pueblos con encanto, aunque ahora los protagonistas principales de la ruta son el mar y los acantilados. Antes de llegar a Otranto, encontramos Torre dell’Orso, una larga e increíble playa de arena que debe su nombre a una torre del siglo XVI, hoy en ruinas. En esta zona el mar es cristalino y limpio. En medio de la bahía surgen dos piedras gemelas, llamadas “Scogli Le due Sorelle”, es decir, rocas de las dos hermanas. Esta espectacular playa es ideal para practicar windsurf y también para relajarse y disfrutar del sol durante el verano. 

                                                 

Baia dei Turchi, o Bahía de los Turcos, es una de las playas más bonitas de Otranto. Para llegar hay que caminar entre altos pinos, y desembocar en una preciosa playa de arena blanca bordeada por vegetación mediterránea, un auténtico paraíso.

Otranto es una de las ciudades más conocidas de Puglia, un lugar donde pequeñas callejuelas y casas blancas recorren el interior de sus murallas, dominadas por el gran Castillo aragonés. La ciudad fue declarada Patrimonio de la humanidad por la UNESCO en el 2010.   

Continuando el viaje por la costa nos encontraremos bellísimas calas en Porto Badisco, elegantes villas y manantiales termales en Santa Cesarea Terme y playas rocosas en Acquaviva di Marittima, Grotta Verde, Marina Novaglie, entre otras…

En los “confines de la tierra” encontramos Santa Maria di Leuca, el lugar habitado más al sur de Puglia. No es por casualidad que el Santuario, el lugar sagrado más importante de la ciudad, sea conocido como la Basílica “De Finibus Terrae”. La Marina di Leuca es una de las más bonitas del Salento, con sus playas de arena y aguas turquesas. 

En camino de regreso a Lecce, podrán tomar el camino de la costa del Jónico o bien por el interior pasando por Galatina, famosa por uno de los dulces más populares del Salento: el “pasticciotto”, hecho con pasta frola, relleno de crema pastelera y cocinado al horno. Y de paso, no dejen de visitar la Basílica di Santa Caterina d’Alessandría, que data del 1300, con su interior totalmente cubierto de hermosos frescos.

 

LECCE – OSTUNI – ALBEROBELLO -  BARI                                                              

Recorrido aprox 180 kms.

Nos despedimos de Lecce para iniciar el recorrido hacia el valle de Itria, situado en el corazón de Puglia. Este fértil valle se caracteriza por una exuberante vegetación, con gran cantidad de olivos, de los que se obtiene uno de los aceites de oliva más preciados. El Valle d’Itria está sembrado de Trulli, además de viñedos, olivos y sus bellos pueblos blancos.  

Ostuni es un animado pueblo que se alza sobre una colina con unas maravillosas vistas al Mar Adriático. En el centro histórico podemos conocer su rico patrimonio arquitectónico, como la iglesia de San Vito Mártires, la Concattedrale, y la Columna de Sant’Oronzo.  La llaman la “ciudad blanca” debido a su particular casco antiguo, en un tiempo totalmente pintado con cal blanca.

Martina Franca, se trata de una ciudad barroca, de las más bellas del sur de Italia, lo que más destaca es el color blanco del encalado de sus casas. El centro histórico es realmente agradable, proporciona mucha tranquilidad. Si la visitan, el palacio ducal y la Basílica de San Martino, son los dos ejemplos arquitectónicos más importantes que pueden ver en esta ciudad.

Locorotondo, También emblemático por sus casas blancas y su circular centro histórico. Un pueblo muy bonito de esta región desde donde se pueden tener vistas panorámicas del valle de Itria. No dejen de recorrer sus callecitas sinuosas, la Iglesia de Madre San Giorgio y la Villa Comunale.

Cisternino es el más pequeño de los pueblos de la zona, una joya de época medieval. En este pueblo es como si el tiempo se hubiera detenido.

Alberobello, Uno de los lugares más especiales de Italia ya que no hay otra ciudad que se le parezca y por ello en el año 1996 fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Aquí se encuentran los famosos "trullos", que son pequeñas casas de piedra caliza, con techos en forma de cono construidas hacia el siglo XVI para evitar pagar impuestos. ¿Por qué se preguntarán? Porque la construcción en seco, sin mortero, de los trullos permitía que sus habitaciones pudieran ser desmanteladas rápidamente, un método para evitar los tributos sobre los nuevos asentamientos impuestos por el Reino de Nápoles.  

Y ya para finalizar el recorrido y en camino a la ciudad de Bari se podrán visitar los puertos medievales de Polignano a Mare y Monopoli.

Polignano a Mare, un pueblo construido sobre las rocas de un acantilado. Es la ciudad natal del famoso cantante Domenico Modugno, autor de la famosa canción “volare”.  Su entorno está rodeado de playas, calas, ensenadas naturales y grutas marinas.  

Monopoli es una agradable localidad costera con un puerto bizantino y laberinto de callejones de gran encanto.

  

Maria Cecilia Gosso

+54 11 6333-3362

cecigosso@ttsviajes.com

Comparte esta nota

Comentarios

Dejanos tu comentario o consulta