Seguramente habrás escuchado hablar de Roma como la “Ciudad Eterna”. Su historia abarca tres milenios, siendo una de las primeras grandes ciudades que se construyeron y que se mantienen con el mismo esplendor hoy en día. Si caminás por sus calles y conocés sus monumentos es probable que te dé la impresión de estar viviendo en otro momento de la historia. 

Durante cientos de años, Roma se fue consolidando como la principal influencia en la cultura, la literatura, el arte, la arquitectura, la religión y el derecho. Por eso mismo, actualmente es considerada la ciudad que más patrimonio histórico y cultural posee en todo Europa.

Si estás pensando en viajar alrededor de Europa, no te olvides de chequear los paquetes a Europa para no perderte ninguna atracción, asegurándote de viajar cómodo y seguro.

El clima de Roma es mediterráneo y cálido en cualquier época del año. Pero si estás pensando en optar por una fecha ideal, los meses de la primavera y el otoño son los más recomendables ya que hay menos turistas. Podés revisar los vuelos a Roma y asegurarte de elegir la fecha correcta al mejor precio posible.

Como te imaginarás, Roma te ofrece infinitas posibilidades de esparcimiento y entretenimiento. En esta guía te recomendamos aquellos lugares que no pueden faltar en tu itinerario.

El Coliseo 

Es una de las atracciones más famosas de todo el mundo y uno de los principales emblemas de la historia romana. El Coliseo, o también llamado Anfiteatro Flavio, mantiene viva la memoria de aquellas batallas y espectáculos que cautivaron a los romanos hace muchos siglos atrás.

Está impresionante construcción cuenta con dos mil años de antigüedad y se remonta a la época en la cual el Imperio Romano era de los más dominantes. Pasaron varios mandatos de emperadores de aquellos tiempos hasta que finalmente se terminó y se convirtió en el anfiteatro más grande de Roma, con 188 metros de longitud, 156 metros de ancho y 57 metros de altura.

El Coliseo, Roma.

Hoy en día el Coliseo se encuentra en ruinas, pero sigue manteniendo su imponente estructura y tamaño. Su belleza arquitectónica continúa impresionando a quienes la conocen, e incluso desde el 2007 es considerada una de las Siete Maravillas del Mundo Moderno.

Este famoso monumento te ofrece diferentes opciones para poder visitarla, ya que los precios y paquetes varían según tus preferencias. Antes que nada, es importante que hagas una reservación para evitar las filas para ingresar, que suelen ser largas. Además, te recomendamos que participes en alguna visita guiada en grupo o de los recorridos en autobús ya que cuentan con guías turísticos. De esta manera, no te vas a perder ningún secreto emocionante de la antigua Roma.

No te pierdas nada de lo que el Coliseo tiene para mostrarte. Sus numerosos pasillos y cuartos, sus paseos, túneles y vistas serán ideales para tu espíritu aventurero.

El Foro Romano 

Este sitio conocido como El Foro Romano está cerca del Coliseo, por lo que muchos turistas realizan las dos visitas en el mismo día. Y al igual que el anterior, este lugar se destaca por ser un verdadero patrimonio histórico y arquitectónico de Roma. 

El Foro Romano es una enorme plaza de forma rectangular, donde se pueden ver las ruinas de las construcciones más emblemáticas de la Roma Antigua: villas, templos, arcos conmemorativos, estanques y mucho más. En aquellos tiempos era un lugar muy frecuentado por los romanos ya que funcionaba como un centro social donde ocurrían actos públicos, luchas con gladiadores y desfiles después de las victorias en batallas. Además, este lugar era un punto clave para el comercio, los negocios, la religión y la justicia, por allí pasaban los negocios, la religión, la justicia y la vida social como un todo. 

El Foro Romano iluminado al anochecer.

En la actualidad podés ir a visitar lo que aún hoy queda de ese imponente lugar de Roma. Los recorridos que te puede ofrecer el Foro Romano son sumamente atrapantes y son ideales si te interesa la historia y la cultura europea. 

Arco de Constantino

Hace casi dos mil años, se realizó una lucha llamada la batalla del Puente Milvio en la cual el emperador Constantino I resultó victorioso. Fue en honor a esta batalla que se construyó el Arco de Constantino y que se mantiene hasta el día de hoy como uno de los arcos del triunfo más importantes de Roma. 

Arco de Constantino, Roma.

Cuando visites el Arco de Constantino, te darás cuenta de que está plagado de inscripciones, mensajes y detalles arquitectónicos que te remiten a aquellos años gloriosos de la Roma antigua. Incluso su tamaño te va a sorprender: tiene una altura de 21 metros y un ancho de 25 metros , compuesto a su vez por tres arcos distintos.

Fontana de Trevi 

Esta atracción es de las más visitadas en Roma. Alrededor de Roma seguro te vas a encontrar con muchas fuentes de diseños fascinantes, pero ninguna tan bella como la Fontana di Trevi. Esta fuente, que es la más grande de la ciudad, se encuentra en la Piazza di Trevi. 

Su creación se remonta a años muchos más próximos a los monumentos mencionados anteriormente. Fue construida por Nicola Salvo en el siglo XVIII a pedido del Papa Clemente XII. 

Este monumento no es sólo una fuente. Es una obra arquitectónica reconocida mundialmente por su diseño, e incluso esconde una leyenda: si los visitantes arrojan una moneda de espaldas a la fuente, seguramente volverá a visitar la ciudad en algún momento. El dinero que se recolecta de esta fuente cada año se destina a fines benéficos. 

Fontana di Trevi iluminada, en la ciudad de Roma.

Llegar a la Fontana di Trevi no es algo sencillo. La Piazza di Trevi donde se encuentra la fuente es pequeña en comparación a otras plazas, y está escondida entre calles y pasillos. Esta característica hace aún más impresionante este monumento que resalta entre el resto del paisaje romano. 

No deberías irte de Roma sin visitar la Fontana di Trevi y arrojar una moneda. Quién te dice… ¡quizás tengas la oportunidad de volver!

Piazza Navona 

Luego de visitar la Piazza di Trevi, no podés dejar de lado este otro destino famoso de Roma. La Piazza Navona es conocida en todo el mundo por sus imponentes esculturas y fuentes. Allí vas a encontrarte con la Fuente de los Cuatro Ríos (Fontana dei Quattro Fiumi en italiano), la Fuente de Neptuno y la Fuente del Moro. 

Cuando visites la Piazza Navona, vas a poder disfrutar de los artistas locales y pintores que siempre frecuentan este lugar. Pero además de su tinte artístico, esta plaza también es ideal para agasajarte con la comida italiana. En sus alrededores hay varios restaurantes y puestos de comidas que te ofrecerán vistas excepcionales de las calles de Roma.

 

CIUDAD DEL VATICANO 

Uno de los destinos más elegidos es, sin duda, la Ciudad del Vaticano. Esta pequeña nación, la más pequeña de Europa, tiene la particularidad de ser un estado que se encuentra dentro de una ciudad. Rodeada de enormes murallas, esta es la sede principal de la Iglesia Católica y el hogar del Papa. 

La Ciudad del Vaticano recibe millones de turistas y grupos religiosos cada año. Su entrada se encuentra en la Piazza San Pietro y es pública. 

Dentro del Vaticano se pueden encontrar varios atractivos que se consideran verdaderos patrimonios históricos y religiosos. Acá te mencionamos las tres principales que no podés omitir en tu visita a Roma.

Piazza San Pietro

La Piazza San Pietro (o Plaza de San Pedro en español) fue construida por Gian Lorenzo Bernini en el siglo XVII con apoyo del Papa de esa época y la ayuda del gran artista Miguel Ángel. 

Como ya mencionamos, la Piazza San Pietro es la entrada al Vaticano y tiene un gran peso para la religión católica ya que allí se reúnen los fieles durante los grandes eventos que se suceden cada año. 

Basílica de San Pedro

Cuando visites Roma, seguramente lo primero que veas en el horizonte sea la cúpula de esta famosa Basílica. 

La Basílica de San Pedro de Roma, o Basilica Sancti Petri en su idioma original, es la iglesia más importante en todo el mundo. Allí se encuentra la Santa Sede del catolicismo y es considerada un sitio sumamente sagrado para los fieles. 

Y además de ser un importante símbolo religioso, también es reconocida por la grandiosidad de su arquitectura y los diseños creados por artistas hace siglos atrás.

Si visitas la Ciudad del Vaticano, no te pierdas la experiencia de visitar la Basílica de San Pedro y sorprenderte por su larga historia y sus esplendorosas ilustraciones.

Capilla Sixtina 

Esta grandiosa obra del Renacimiento es la residencia oficial del Papa. Cuando entres a la Capilla Sixtina, te vas a adentrar en un mundo artístico y religioso que cautiva a todos los visitantes. Fue construida y renovada no sólo por iniciativa del Papa Sixto IV sino también por la colaboración de grandes artistas de renombre como Miguel Ángel, Rafael y Botticelli. 

Cada año la Capilla Sixtina recibe a visitantes de todo el mundo que esperan maravillarse con este símbolo cultural, artístico y religioso. Su decoración más famosa es la del Juicio Final de Miguel Ángel o la de Jesucristo. 

Esta es una parada obligatoria si querés cerrar tu visita al Vaticano con broche de oro.

 

Como habrás visto, la capital italiana es una ciudad para sorprenderte y tiene inagotables posibilidades de esparcimiento. Por eso, si no querés dejar de lado los sitios principales, utiliza esta guía para planificar tu itinerario y hacer de Roma la ciudad de tus sueños.

Comparte esta nota

Comentarios

Dejanos tu comentario o consulta